Alerta: Mantente informado sobre derechos humanos en nuestra página y redes sociales!
Nicaragua
24.02.21
Declaraciones

Nicaragua: Patrones de violencia sistemática contra quienes defienden derechos indígenas


Consejo de Derechos Humanos Tema 2 – Diálogo Interactivo

Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos e informes de la Oficina del Alto Comisionado y del Secretario General Situación de los derechos humanos en Nicaragua

Intervención OMCT, FIDH, CALPI, CENIDH y CEJUDHCAN

Estimada Sra. Bachelet, le agradecemos la presentación ante este Consejo de Derechos Humanos de su informe sobre la situación en Nicaragua. OMCT, FIDH, CALPI, CENIDH, y CEJUDHCAN queremos resaltar la información relativa a la situación que están enfrentando las comunidades indígenas de la Costa Caribe.

Es determinante evidenciar que existe un patrón claro y sistemático de violencia creciente contra las personas y comunidades defensoras de los derechos de los pueblos Mískitu y Mayangna de la Costa Caribe Norte. Desde enero de 2020 se contabilizaron al menos 13 asesinatos, ocho personas heridas en ataques armados, dos secuestros, el desplazamiento forzado de una comunidad, la mayoría de ellos miembros del pueblo indígena Mayangna, y dos agresiones a dos niñas Mískitu menores de edad. Además, debido a la violencia, alrededor de 1000 personas indígenas Mískitu se encuentran desplazadas forzosamente. A ello se une, una grave emergencia humanitaria y de inseguridad alimentaria entre las personas indígenas privadas de sus tierras y medios de vida –agravada por la pandemia y el impacto de los huracanas Iota y Eta– que está generando un inminente etnocidio, por el exterminio que están sufriendo estos pueblos indígenas.

Todo ello refleja el olvido histórico al cuál han sido sometidos, la usurpación histórica de los recursos naturales y de la tierra en general, facilitada y permitida por las autoridades estatales en lo que parece una política de colonización interna encubierta por parte del Estado, así como a la impunidad con que actúan los perpetradores.

A la luz del informe y recomendaciones de la Oficina de la Alta Comisionada y los puntos aquí expuestos, le pedimos al Consejo de Derechos Humanos que adopte una nueva resolución durante el presente período de sesiones que renueve el mandato del ACNUDH para supervisar e informar sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua y, en concreto, reforzar la atención en la situación de quienes defienden los derechos de los pueblos indígenas Mayangna y Mískitu. El mandato sigue siendo imprescindible ante la falta de progresos en el establecimiento de mecanismos de protección para quienes defienden los derechos humanos.

Muchas gracias.

Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas