Alerta: Mantente informado sobre derechos humanos en nuestra página y redes sociales!

De un vistazo

Hay muchas deficiencias en la protección de la dignidad humana y la implementación de la Convención contra la Tortura. Se reciben continuas denuncias sobre periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos y artistas que sufren hostigamiento por expresar pacíficamente sus opiniones y, en muchos casos, son condenados a prisión. Numerosos informes revelan que las fuerzas de seguridad hacen uso excesivo de la fuerza para dispersar manifestaciones. Además, las autoridades no investigan debidamente las denuncias de tortura y otros malos tratos, lo que da lugar a juicios injustos. En varios casos de personas privadas de libertad se ha registrado reclusión prolongada en régimen de aislamiento, que constituye tortura y otros malos tratos.

En 2011, Marruecos aprobó en referéndum una nueva Constitución que garantiza más libertades y derechos humanos. En particular consagra las libertades de opinión y expresión, de asociación, de reunión pacífica y de manifestación. El reino debe cumplir con las obligaciones jurídicas contenidas en los muchos tratados internacionales que ha ratificado. Sin embargo, debido a los asuntos que propugnan, determinadas organizaciones no gubernamentales de derechos humanos desarrollan sus actividades en un contexto cada vez más desfavorable, pues las autoridades administrativas y policiales respetan cada vez menos los derechos consagrados en la Constitución. La OMCT denuncia con frecuencia la represión del activismo de derechos humanos y hace trabajo de incidencia en favor de su ejercicio con libertad.

Miembros de nuestra red que trabajan en esta área

Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas