Alerta: Lea nuestro informe sobre los efectos de la Covid-19 en la tortura en México
Hero migrants ©Erwan Rogard

Migrantes

Son bien conocidas las trágicas imágenes que han recorrido el mundo entero a lo largo del último decenio mostrándonos personas migrantes que huyen de la tortura, los conflictos armados, la pobreza o la marginación.  

Lo que no se conoce tanto es la tortura que suele acompañar los procesos migratorios, ya sea como causa básica de ellos o como uno de los peores crímenes de los que son víctimas estas personas durante su viaje. Una vez que encuentran seguridad, las personas migrantes sobrevivientes de tortura necesitan apoyo y tratamiento. Ambos son clave para la adopción de políticas de inclusión basadas en el respeto de los derechos humanos.

Asimismo, muchos aspectos de la tortura y los malos tratos que sufren particularmente las personas en movimiento en África, Latinoamérica y Asia, no están siendo suficientemente investigados ni documentados. En las denominadas “nuevas rutas migratorias”, la tortura es un fenómeno omnipresente. Sin embargo, su coste humano no se acaba de conocer o queda reducido a unas cuantas estadísticas, a imágenes virales esporádicas en las redes sociales o a noticias ocasionales en los medios de comunicación convencionales. Una vez que llegan a “países seguros”, estos hombres, mujeres, niñas y niños no reciben apoyo ni tienen acceso a tratamiento, están cada vez más expuestos a ser detenidos, e incluso pueden llegar a ser devueltos a situaciones de tortura.

Una de cada 30 personas del mundo es migrante.

Es por ello que la OMCT y su Red Global SOS-Tortura trabajan conjuntamente para proteger a las personas migrantes de la tortura. Llevan a cabo investigaciones detalladas y formulan recomendaciones que van más allá de las consecuencias humanitarias del desplazamiento forzado, con el fin de mejorar la protección de las personas migrantes contra la tortura y los malos tratos. De lo contrario, estas personas jamás estarán a salvo, ni en sus países, ni en los países de tránsito, ni en los de destino.

En 2019, la OMCT reunió a 12 personas pertenecientes a diversas organizaciones miembro o asociadas a la Red SOS-Tortura de África y el sur de Europa, que trabajan con personas migrantes que han sufrido tortura con el fin de crear un Grupo de Trabajo sobre Migración y Tortura. Actualmente, este Grupo de Trabajo está llevando a cabo una ambiciosa labor colectiva de investigación para documentar la tortura a lo largo de las rutas migratorias de África, dar voz a sus víctimas y elaborar estrategias de protección que podrían conformar las políticas de los Estados y fortalecer la función protectora de los órganos internacionales de derechos humanos.

Agadez Bus Station Erwan Rogard2019
Vista de la estación de autobuses de Agadez, donde todos los lunes hay salidas oficiales de autobuses a Libia. Octubre de 2019. ©Erwan Rogard
Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas