Alerta: Nuevo informe muestra cómo Europa criminaliza la solidaridad con l@s migrantes
15.11.21
Comunicados de prensa

Europa: Nuevo informe alerta sobre el incremento de la criminalización contra defensor@s de personas migrantes

Comunicado de prensa

Ginebra-París, 15 de noviembre de 2021 - Los ataques a las organizaciones y activistas de derechos humanos que trabajan para defender los derechos de las personas migrantes, han aumentado drásticamente en los últimos años en Europa. Las muertes también: 1.146 personas han muerto en el Mar Mediterráneo en el primer semestre de 2021, más de 40.000 desde el 2014. Sin embargo, continúan primándose las políticas de disuasión de la migración y cierre de fronteras sobre el imperativo de respetar los derechos humanos y salvar vidas a nivel europeo y nacional. Esto, unido al cierre generalizado del espacio cívico en la región, ha incrementado la presión contra las personas y organizaciones que siguen alzando su voz defendiendo los derechos de las personas migrantes y dando asistencia a las personas en peligro en las fronteras europeas, denuncia el Observatorio (OMCT-FIDH) en un informe publicado hoy.

El informe, titulado “Europa: Cerco a la Solidaridad”, ofrece un análisis de los patrones de criminalización de la solidaridad en Europa a través de las voces de quienes defienden los derechos de las personas migrantes. Los hallazgos después de 20 entrevistas con organizaciones y personas defensoras en 11 países de Europa, y con plataformas ciudadanas que trabajan en esta temática a nivel europeo y mundial, son muy preocupantes. Tres patrones se repiten de manera constante a lo largo del continente europeo: la creación de un ambiente tóxico y el incremento de los discursos de incitación al odio contras las personas migrantes y quienes trabajan en su defensa, la obstaculización del trabajo de estas personas defensoras y sus organizaciones y, en última instancia, su persecución penal.

La demonización de las personas migrantes que no han podido acceder a vías regulares y seguras para entrar a Europa, es el primer paso para atacar también a quienes les muestran su solidaridad. En muchos casos los discursos de estigmatización y odio han ido escalando hasta degenerar en actos de violencia física contra personas defensoras. Las campañas de desprestigio, difamación y señalamientos públicos han desembocado en el cierre o ilegalización de muchas organizaciones en países como Chipre, Hungría y Turquía. Distintos pretextos administrativos, impiden las operaciones de búsqueda y rescate civil en el Mar Mediterráneo en Italia y Grecia.

"Proteger la vida de las personas es una actividad legítima", alertó Gerald Staberock, Secretario General de la OMCT. "Es indefendible que las directivas migratorias de la UE y las correspondientes políticas estatales criminalicen a las personas que muestran una simple solidaridad con las mujeres, los hombres y los niños que se desplazan. En estos casos, los Estados deberían aplicar sistemáticamente la disposición de la legislación de la UE que permite la asistencia humanitaria a los refugiados, solicitantes de asilo y personas migrantes en situación administrativa irregular".

Esto conduce a situaciones como las ocurridas en Francia y Suiza donde 7 guías de montaña fueron criminalizados como traficantes, por asistir a personas migrantes bloqueadas en la nieve en pleno invierno, o la condena de 13 años de cárcel para el ex alcalde Domenico Lucano por sus acciones de acogida de las personas migrantes en el sur de Italia.

"Esta situación va en contra de los valores fundamentales en los que se basa la Unión Europea, como el respeto de los derechos humanos y la dignidad, la igualdad, la tolerancia y por supuesto la solidaridad", explica Alexis Deswaef de la FIDH. "La UE y los Estados miembros deben revisar su enfoque de la migración, situando los derechos humanos en el centro, y reconociendo el papel fundamental de la sociedad civil para garantizar su respeto. Esto incluye abstenerse de obstruir las actividades destinadas a la defensa los derechos de las personas migrantes y poner fin a toda forma de acoso, incluida la persecución penal, contra los y las defensoras".

Los ataques y restricciones a la labor de los defensores de los derechos de los migrantes documentados en este informe tienen lugar en el contexto de una reducción progresiva del espacio para la sociedad civil en toda Europa, que afecta de manera desproporcionada a las organizaciones y personas que trabajan en la defensa de los grupos más vulnerables y marginados de la sociedad. El Observatorio hace un llamamiento a la UE y a sus Estados miembros para que aborden urgentemente esta cuestión y garanticen que las organizaciones de la sociedad civil y los defensores de los derechos humanos puedan operar en un espacio seguro y propicio, libre de intimidación, acoso, restricciones arbitrarias, persecución penal y violencia.

Lea el informe aquí

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (el Observatorio) es un programa creado en 1997 por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la FIDH y tiene por objetivo intervenir para prevenir o remediar situaciones concretas de represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos. OMCT y FIDH son ambos miembros de ProtectDefenders.eu, el Mecanismo de la Unión Europea para Defensores de Derechos Humanos implementado por sociedad civil internacional.


Para obtener más información, por favor contacten con:

OMCT: Iolanda Jaquemet (francés, inglés, español, italiano): +41 79 539 41 06.

FIDH: Marc de Boni (francés, inglés): +33 6 722 842 94.

Documentos adjuntos

Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas