Alerta: 7 defensor@s siguen encarcelad@s un año después de la represión en Belarús
España
08.07.20
Intervenciones urgentes

Coacción, amenazas y malos tratos contra el privado de libertad Mohamed Choulli el Hosni

LLAMADO URGENTE
ESPAÑA – CASO ESP 080720

Malos tratos / Coacción / Amenazas

Ginebra-Bruselas, 8 de julio de 2020
El Secretariado Internacional de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) solicita su intervención urgente ante la siguiente situación en España.

Descripción de la situación:

El Secretariado Internacional de la OMCT ha recibido información de fuentes fidedignas sobre la coacción, amenazas y malos tratos contra el Sr. Mohamed Choulli el Hosni, ciudadano marroquí de 30 años, quien hasta el 2 de julio estuvo detenido en el Departamento Especial de Régimen Cerrado (DERT)[1] en el Centro Penitenciario Mas d’Enric, situado en El Catllar, Tarragona. El 2 de julio fue trasladado contra su voluntad y sin previo aviso al Centro Penitenciario Puig de les Basses, situado a más de 200 kilómetros en Figueres, Girona.

Según la información recibida, la mañana del 2 de juliode 2020, agentes de los Mossos d’Esquadra, la policía autonómica de Cataluña, despertaron al Sr. Choulli y lo trasladaron sin comunicación previa al Centro Penitenciario Puig de les Basses. La hermana del Sr. Choulli relató que, en las comunicaciones telefónicas mantenidas con su hermano antes y después del traslado, el Sr. Choulli no parecía él mismo, pareciendo que había tomado algún tipo de medicación o droga. Este traslado tuvo lugar tras un mes de amenazas y coacciones por parte de funcionarios penitenciarios para evitar que el Sr. Choulli denunciara malos tratos recibidos. Los hechos se describen a continuación.

El 31 de mayo de 2020, una funcionaria penitenciaria habría amenazado al Sr. Choulli con separarlo de su pareja, quien se encuentra detenida en el módulo de mujeres del mismo centro penitenciario. La funcionaria habría amenazado con trasladarlo a otro centro penitenciario y aplicarle el régimen más duro del aislamiento penitenciario. Las amenazas estarían relacionadas con las protestas del Sr. Choulli por la negación del acceso a uno de los dispositivos móviles presuntamente introducidos de manera ilegal al centro por dicha funcionaria.

La noche del 31 de mayo, el Sr. Choulli intentó suicidarse atándose una sábana alrededor del cuello. Sin embargo, a la hora del recuento de los reclusos detenidos en el centro, llevado a cabo por la funcionaria que había amenazado al Sr. Choulli anteriormente, ésta le habría negado asistencia. Fue otro funcionario que, al ver que el Sr. Choulli se había colgado, entró en la celda para asistirlo. Tras ello, otros funcionarios habrían entrado en la celda, habrían golpeado al Sr. Choulli y lo habrían conducido a la celda de contención mecánica, donde le habrían quitado las ataduras y lo habrían atado a la cama de contención mecánica. Según la información recibida, el Sr. Choulli habría permanecido en la cama de contención mecánica durante toda la noche y hasta las 15:00 del día siguiente. En el acta de narración de los hechos se omitió el intento de suicidio del Sr. Choulli.

El 4 de junio, el Sr. Choulli habría sido coaccionado y amenazado por un grupo de funcionarios penitenciarios del centro Mas d’Enric para evitar que éste se reuniera por video conferencia con el Sistema de Registro y Comunicación de la Violencia Institucional (SIRECOVI)[2]. Asimismo, una video conferencia mantenida entre el Sr. Choulli y un funcionario del Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura no pudo ser realizada en condiciones de confidencialidad, ya que la misma se produjo en un contexto intimidatorio por la presencia de funcionarios penitenciarios que se situaron a los costados del Sr. Choulli, coaccionándole para que negara las agresiones sufridas. Ambas reuniones se habían concertado después de que la hermana del Sr. Choulli alertara al SIRECOVI de que su hermano había sido sometido a malos tratos por parte de funcionarios penitenciarios de Mas d’Enric la noche del 31 de mayo de 2020.

Tras su reunión con el Mecanismo Catalán de Prevención dela Tortura el 4 de junio, el Sr. Choulli explicó a su hermana en una conversación telefónica las coacciones y las amenazas de ser agredido y trasladado a otro centro penitenciario que había recibido para que no narrara los actos de malos tratos a los que había sido sometido.

El 5 de junio, una abogada del equipo legal del Centro Irídia[3] se reunió con el Sr. Choulli, quien le mostró las marcas de las lesiones producidas por los golpes que recibió entre el 31 de mayo y el 1 de junio y le explicó que había sido coaccionado para que no denunciara los hechos.

El 22 de junio, el Centro Irídia presentó una denuncia contra los cuatro funcionarios penitenciarios ante la Fiscalía Provincial de Tarragona por presuntos delitos de lesiones, amenazas y coacciones. Asimismo, tanto el Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura como la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya (SMPRAV) han abierto una investigación sobre los hechos.

El 27 de junio, el Sr. Choulli fue sometido a nuevas amenazas por parte de funcionarios del centro Mas d’Enric a raíz de la publicación el día anterior en el periódico Vilaweb de un artículo en el que se describen las vejaciones y coacciones sufridas por el Sr. Choulli y en el que se incluyen las grabaciones de audio de las conversaciones en las que el Sr. Choulli describe a su hermana los malos tratos sufridos.

La OMCT subraya asimismo que, tras su participación en 2017 en calidad de testigo y victima ante el Grupo de Trabajo sobre el Régimen de Aislamiento de los Departamentos Especiales de Régimen Cerrado del Parlament de Catalunya, el Sr. Choulli se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad, exacerbada por la falta de adopción de medidas de protección por parte de las autoridades judiciales y del Parlament de Catalunya.

La OMCT rechaza contundentemente los presuntos malos tratos y coacciones contra el Sr. Choulli, la vulneración de su derecho a reunirse de manera confidencial con el Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura, así como su traslado de centro penitenciario como forma de represalia por haber denunciado las agresiones sufridas por parte de funcionarios.

Por todo lo anterior, la OMCT hace un llamado a las autoridades españolas, tanto estatales como catalanas, a realizar una investigación inmediata y exhaustiva sobre las presuntas coacciones y malos tratos arriba mencionados y a tomar de manera inmediata las medidas de protección necesarias para evitar que el Sr. el Hosni sea sometido a mayores represalias por haber denunciado los hechos.

Acción solicitada:

Por favor, escriban a las autoridades de España urgiéndolas a:

i. Adoptar de manera inmediata las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica del Sr. Mohamed Choulli el Hosni;

ii. Realizar una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial en torno a las alegaciones de coacciones y malos tratos al Sr. Mohamed Choulli el Hosni, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente e imparcial y aplicarles las sanciones penales y/o administrativas previstas por la Ley.

iii. Garantizar que el Sr. Mohamed Choulli el Hosni recibe una reparación plena y efectiva, incluyendo una compensación adecuada y los medios para lograr una rehabilitación lo más completa posible;

iv. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por España.

Direcciones:
∙ Sr. Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno de España. E-mail: prensa@comunicacion.presidencia.gob.es
∙ Sr. Fernando Grande-Marlaska Gómez, Ministro del Interior. E-mail: prensa@interior.es
∙ Sra. Arancha González Laya, Ministra de Asuntos Exteriores. E-mail: telecomunicaciones.oid@maec.es
∙ Sra. Ester Capella i Farré, Consejera de Justicia de la Generalitat de Cataluña. E-mail: consellera.justicia@gencat.cat
∙ Sr. Amand Calderó i Montfort, Director General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat deCataluña. E-mail: acaldero@gencat.cat
∙ ​D. Cristóbal González-Aller Jurado, Embajador Representantes Permanente de España ante las Naciones Unidas y Otros Organismos Internacionales en Ginebra.E-mail: rep.ginebraoi@maec.es
***

La OMCT trabaja junto con las más de 200 organizaciones que conforman la Red SOS-Tortura para acabar con la tortura, luchar contra la impunidad y proteger a las personas defensoras de derechos humanos en todo el mundo. Juntos, constituimos el mayor colectivo movilizado a nivel global en oposición a la práctica de la tortura. Como alta voz de las voces locales apoyamos a nuestros aliados en el terreno y proporcionamos asistencia directa a víctimas. El Secretariado Internacional de la OMCT tiene su sede en Ginebra y cuenta con oficinas en Bruselas y Túnez.

[1] Los DERT constituyen el régimen de aislamiento del sistema penitenciario catalán. En su informe publicado el 4 de febrero de 2020, el Comité Europeo para la prevención de la tortura y de las penas o tratos inhumanos o degradantes (CPT) señaló que las personas detenidas en los DERT no reciben actividades adecuadas destinadas a su reintegración a un régimen ordinario. Asimismo, subrayó la falta de atención psicológica adecuada para las personas con problemas de salud mental en régimen de aislamiento. ElCPT señaló, además, la necesidad de mejorar la confidencialidad entre el personal sanitario y las personas detenidas en los DERT. Finalmente, el CPT expresó preocupación por los casos de malos tratos contra personas detenidas enDERT e instó a las autoridades catalanas a tomar medidas para prevenir tales situaciones y para investigarlas debidamente. El informe puede consultarse aquí.

[2] El SIRECOVI es un Sistema deRegistro y Comunicación para la protección de víctimas de ViolenciaInstitucional creado y gestionado por el Observatori del Sistema Penal i els Drets Humans, Centro de Investigación de la Universidad de Barcelona (UB). Se pone en funcionamiento cuando se recibe una comunicación de que una persona presuntamente ha sufrido malos tratos o torturas en espacios de privación de libertad (por ejemplo, cárceles, comisarías de policía, centros de menores o centros de internamiento de extranjeros) o en la vía pública por algún/a agente de la autoridad

[3] El Centro Irídia es una asociación que trabaja en Cataluña por la defensa de los derechos civiles y políticos, denuncia casos de violencia institucional y desarrolla procesos de incidencia política y social con el objetivo de realizar cambios en las políticas públicas.

Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas