Alerta: Egipto: 4200+ personas han desaparecido desde 2013. Nuestro socio pide justicia.
Grecia
18.09.01
Intervenciones urgentes

Grecia: detención arbitraria y malos tratos de imigrantes sin documentos legales

Caso GRC 180901

El Secretariado Internacional de la OMCT solicita su intervención urgente en la siguiente situación en Grecia.

Breve descripción de la situación

El Secretariado Internacional de la OMCT recibió informaciones de Greek Helsinki Monitor, miembro de la red OMCT, sobre la detención arbitraria y malos tratos de imigrantes sin documentos legales, varios de los cuales solicitan asilo o son demandantes potenciales de asilo en el Hellenikon Holding Center en Grecia.

Según la información recibida, los derechos de 23 imigrantes o demandantes de asilo fueron violados de varias maneras. Las violaciones de derechos incluyen: las personas en cuestión no han sido informadas de sus derechos en un idioma que entienden ni durante sus arrestos ni durante los subsecuentes juicios; no se les ha mostrado el Hellenic Police Informational Bulletin (HPIB) que contiene textos sobre los derechos de los detenidos en varios idiomas; han sido forzados a firmar documentos en blanco que han sido luego utilizados para incriminarlos o para preparar órdenes de deportación; en varios casos no se les han fornecido abogados durante sus juicios y no se les informó, o no adecuadamente, de los resultados de los trámites; se les ha hecho pagar por asistencia legal, comida o traductores sin que sepan que esos servicios se proveen sin cargos a las personas que los necesitan; fueron detenidos durante largos períodos bajo condiciones que equivalen a malos tratos incluyendo falta de comida y de acceso a agua e instalaciones sanitarias; en algunos casos, fueron atacados físicamente. El Greek Helsinki Monitor dispone de informes completos sobre entrevistas con los detenidos; los informes se pueden obtener de la OMCT o visitando el website: http://www.greekhelsinki.gr/english/special_issues/hellenikon.html.

Se trata de las personas siguientes (nombre, país de orígen, fecha de detención):

1) Abdul Rahman Eesa, Iraq (curdo), 13.8.2001 – 2) Abdul Zolil, Bangladesh, 10.7.2001 – 3) Abdullah Omar Ozallan, Iraq, 3.8.2001 – 4) Ahmed Hussein, Iraq (curdo), 4.6.2001 – 5) Ahmed Mahamed Esa, Iraq (curdo), 8.8.2001 – 6) Ali Sinanaliaj, Albania, 5.8.2001 – 7) Benson Eguavoen, Sierra Leone, 1.6.2001 - 8) Festas Eghosa, Sierra Leone, 5.6.2001 – 9) Hamad Raed, Iraq (curdo), 18.7.2001 – 10) Hoque MD Emdadul, Bangladesh, 6.8.2001 – 11) Jahangir Alam, Bangladesh, 10.7.2001 – 12) John Ayre (aka Saleh Badr), Sierra Leone, 6.6.2001 – 13) James Ngugi, Kenya, 3.8.2001 – 14) Kamaran Jaffar Mohammad, Iraq (curdo), 7.8.2001 – 15) Meran Mustafa Ahmed, Iraq (curdo), 9.6.2001 – 16) Omar Hazar, Iraq, 2.8.2001 – 17) Osman Karzan, Iraq, 12.8.2001 – 18) Rangasamy Nadaraja, Sri Lanka, 12.6.2001 – 19) Raza Hussein Quadeer, Iraq (curdo), 13.8.2001 – 20) Razul Faizula, Iraq (curdo), 3.8.2001 – 21) Soran Ghafor Hussein, Iraq (curdo), 8.8.2001 – 22) Yokhana Raad, Iraq (cristiano), 5.8.2001 – 23) Yonan Ishak, Iraq, 8.8.2001.

Según la información recibida, Abdul Rahman Eesa, quien no poseía pasaporte, fue detenido mientras trataba de irse de Grecia. Sus derechos fueron violados como sigue: no se le informó de sus derechos en un idioma que entiende; fue sometido a malos tratos por la policía; no se le otorgó un abogado; fue juzgado exclusivamente en griego y sentenciado a cinco meses de cárcel sin haber sido interrogado por el juez ni haber recibido explicaciones sobre su sentencia; fue forzado a firmar documentos en griego aunque los mismos se referían a su deportación. Se le transfirió entonces al Hellenikon Holding Center (HHC) sin darle los motivos de su detención y no se le informó si permanece cumpliendo la sentencia o esperando la deportación. Este caso incluye muchas de las violaciones de derechos a las que los otros 22 detenidos fueron sometidos. Los casos de las otras personas se enumeran abajo, incluyendo detalles de violaciones adicionales de derechos a las ya mencionadas, según el caso.

Meran Mustafa Ahmed tuvo una suerte semejante a la de Abdul Rahman Eesa y fue sentenciado a tres meses de detención. Ahmed Hussein fue arrestado inicialmente en Italia donde se le interrogó y apaleó antes de mandarlo de vuelta a Atenas mientras trataba de comunicar con su esposa en Canada. Fue arrestado, juzgado y sentenciado a cuatro meses de cárcel. Yonan Ishak ha vivido en Grecia desde 1994 y había obtenido una “tarjeta blanca” de residencia; solicitó la “tarjeta verde” y fue arrestado mientras se iba de Grecia para visitar a su familia en los E.U. Se denuncia que fue inculpado por posesión de documentos ilegales y sentenciado a cuatro meses de cárcel. A él también se le obligó a firmar documentos incluyendo una confesión de permanecer en Grecia ilegalmente y una órden de deportación y no pudo apelar esa decisión durante el plazo previsto de cinco días. Festas Eghosa fue arrestado mientras transitaba por Grecia en dirección a Canada. James Ngugi fue a Grecia para preparar los trámites para una operación de tumor del cerebro que no pudo pagar. Ya que su pasaporte había sido enviado a Kenya para prolongación, no pudo presentarlo al momento de la detención. Debido a su condición, necesita asistencia médica pero no se le permitió acceso a un médico.

Según la información recibida, Abdul Zolil no recibió comida durante tres días después de su detención y fue apaleado con un garrote y se le dieron puntapiés cuando pidió informaciones sobre el contenido de los documentos que tenía que firmar y cuando se rehusó después a embarcar en un avión hacia Bulgaria.. También se le rehusó asistencia médica. Jahangir Alam fue arrestado al mismo tiempo que Abdul Zolil y tuvo una suerte semejante, incluyendo palizas con garrote, falta de comida durante los primeros cinco días de detención y solo ocasionalmente después. También se le apaleó cuando se rehusaba a embarcarse en un avión para ser deportado. Abdullah Omar Ozallan fue detenido a pesar de haber pagado un abogado y una multa de US$ 220. También fue apaleado por el oficial de policía Zeybekis en el HHC y se le rehusó el acceso a un médico. Hamad Raed también recibió una paliza y puntapiés del oficial Zeybekis en el HHC y tampoco se le permitió tener asistencia médica después de los hechos.

Ahmed Mohamed Esa permanece en detención en el HHC y a pesar de haber sido torturado en Iraq en el pasado, fue llevado a la embajada de ese país para ser identificado. Está solicitando asilo en Grecia en calidad de refugiado político. Kamaran Jaffar Mohammed también fue llevado a la embajada del Iraq para ser identificado. No ha sido llevado ante una corte desde su detención. De modo semejante, Omar Hazar fue arrestado mientras trataba de irse a Alemania y fue llevado también a la embajada del Iraq, al igual que Osman Karzan, Soran Ghafor Hussein, Raza Hussein Quadeer y Razul Faizula. Los dos últimos trataban de irse a Bélgica y a Dinamarca respectivamente. Razul Faizala no ha sido juzgado todavía. Vale observar que las autoridades griegas desearon precisar que estos hombres son curdos del Iraq, ya que es ilegal deportar curdos de regreso en Iraq debido a la situación allá y por lo tanto su seguridad está en peligro ya que las autoridades del Iraq conocen el paradero de estos hombres y podrían tomar acción contra ellos mientras visitan la embajada.

Rangasamy Nadaraja, quien también había sido torturado antes de irse de Sri Lanka, recibió igualmente palizas y puntapiés cuando se rehusó a embarcar en un avión. Yokhana Raad trataba de irse a Dinamarca para reunirse con su familia cuando se le detuvo y todavía no fue juzgado. Hoque MD Emdadul fue arrestado y abofeteado durante su interrogación subsecuente. Fue luego sentenciado a cuatro meses de detención. Había trabajado en Grecia durante un año y medio y tenia una “tarjeta verde” que dió a su abogada como prueba. Su abogada guardó la tarjeta y exigió que le pagara el coste de representación legal que le debe, negándose a continuar a representarlo ya que sus posibilidades para apelar contra la deportación estaban perdidas. El trata de vivir en Grecia.

Benson Eguavoen fue arrestado mientras se dirigia a Creta con un pasaporte falso. Se le interrogó en inglés, un idioma que entiende. La policía lo abofeteó varias veces durante su detención; fue sentenciado a cuatro meses de cárcel. Se le impidió de ver a un médico aunque sufriera de dolores de cabeza y tuvo que compartir una fuente de agua con otro detenido que tiene tuberculosis. El habia sufrido durante la guerra civil en Sierra Leone y está inscrito como refugiado político en Bélgica. John Ayre, inscrito bajo el nombre de Saleh Badr de Senegal por las autoridades griegas según su pasaporte falso, fue golpeado varias veces por policías después de su arresto. Solo se le mostraron los documentos HPIB en inglés cinco días después de su arresto. No solicita asilo en Grecia y quiere volver eventualmente a Kenya para continuar su trabajo con la NGO "Watch us.”

Ali Sianaliaj fue arrestado mientras viajaba de Londres a Albania para visitar a su madre enferma. Viajaba con un documento de identidad europeo falso, en lugar de su pasaporte albanés. Se le multó con 202’000 Dracmas y permaneció en detención durante una semana después del 10 de agosto de 2001 en el HHC antes de ser deportado. Tuvo que pagar por el vuelo de Grecia a Albania, según el Artículo 47 de la Ley 2910/2001.

La OMCT está gravemente preocupada por la integridad física y psicológica de las personas mencionadas ya que estas han sido sometidas a malos tratos y en algunos casos a abuso físico, sin que se les haya permitido recurrir a asistencia médica. La OMCT está igualmente preocupada de la otorgación sistemática de órdenes administrativas de deportación a personas que no deberían ser deportadas, como por ejemplo los curdos iraquíes, teniendo en cuenta el embargo actual sobre Iraq y los riesgos con relación a su integridad física y psicológica si vuelven al país. Además, la OMCT deplora la utilización de fuerza física contra estas personas y las otras formas de malos tratos a las que se les somete, debido en parte a los largos períodos de tiempo durante los cuales permanecen detenidos en locales que no fueron concebidos para acomodar tales detenidos. La OMCT también condena los juicios rápidos e injustos, al igual que la omisión general de observación de derechos procesales en estos casos, incluyendo la necesidad de informar a las personas de sus derechos y de los resultados de sus juicios en un idioma que entienden. Vale notar también que Ahmed Hussein, Benson Eguavoen, Festas Eghose y John Ayre han estado en detención más de tres meses, lo que es una violación de una nueva ley griega con respecto a los extranjeros.

Acción solicitada

Favor escribir a las autoridades en Grecia urgiéndolas a

i. garantizar que no se detengan demandantes de asilo por falta de documentos legales, según el Artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que afirma: “la situación de demandantes de asilo es fundamentalmente diferente de la de imigrantes comunes… (y que esto) debe ser considerado cuando se determinan restricciones de la libertad de movimiento baseadas en entradas o presencias ilegales”;
ii. tomar todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica de las personas mencionadas arriba, ordenar su liberación inmediata y tener en cuenta las solicitudes de los demandantes de asilo en Grecia;
iii. intervenir ante las autoridades apropiadas para garantizar asistencia médica adecuada a las personas que la necesiten durante su detención;
iv. garantizar una investigación inmediata de las circunstancias de los hechos, en particular de los asaltos físicos, identificar a los autores, llevarlos ante un tribunal civil imparcial y competente y aplicar las sanciones penales, civiles y / o administrativas previstas por la ley;
v. asegurar que los detenidos sean informados de sus derechos de manera confirmada y significativa en un idioma que entienden y que los documentos que tienen que firmar estén, o sean traducidos, en un idioma que entienden;
vi. asegurar el acceso de los detenidos a médicos legales u otros cuando declaran que han sido apaleados sin pedirles que depositen cargos primero;
vii. asegurar el acceso de los detenidos a traductores autorizados y a abogados cuando son juzgados e instruir que se les diga exactamente lo que se pronuncia durante el juicio;
viii. garantizar el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en el país de acuerdo con las leyes nacionales y las normas internacionales de los derechos humanos.

Direcciones

· Constantine Simitis, Prime Minister, Prime Minister's Office at the Hellenic Parliament: +30-1-6717732, 831, Greek Parliament Bldg., Constitution Square, Athens, Greece fax 7241776
· Vaso Papadreou, Minister of the interior, Ministry of the Interior, Stadiou 27str., Athens 101 83, Tel: 3223521-9, 3235610-19 fax 3233218
· Michalis Stathopoulos, Minister of Justice, Mesogeion 96, Athens 115 27, Tel.: 7711019 fax 7755835
· MichalisChrysohoidis, Minister of Public Order, P. Kanellopoulou 4, 115 27 Athens, Fax: 6917944
· George Papandreou Foreign Minister Athens, Greece Fax: +30 1 36 81 433 E-mail: gpap@mfa.gr

Favor escribir también a las representaciones diplomáticas de Grecia en sus países respectivos.

Ginebra, 18 de septiembre de 2001

Favor informarnos de toda acción realizada con respecto a este caso citando el código del mismo.
Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas