Grecia
14.10.03
Intervenciones urgentes

Grecia: Una vez más Olga B. no es citada a una audiencia sobre su caso

Caso GRE 020703.1 VAW Seguimiento del Caso GRE 020703 VAW El Secretariado Internacional de la OMCT solicita su intervención URGENTE en la siguiente situación en Grecia. Nueva información El Secretariado Internacional de la OMCT ha sido informado por Greek Helsinki Minitor (GHM), miembro de la Red de la OMCT, de que la Corte Suprema llevó a cabo una audiencia en el caso de Olga B. en su ausencia. De acuerdo con la información recibida, una vez más Olga B. no fue citada a la corte para una audiencia respecto a su caso. Descubrió que la Corte Suprema llevó a cabo una audiencia sobre su caso a través de un periódico local. No obstante, el acusado estaba presente en la audiencia. La falta de citación a una de las partes es razón suficiente para anular el procedimiento de acuerdo con el Artículo 174 del Código de Procedimientos Penales. También se ha informado que la denuncia de Olga contra los dos alguaciles que afirmaron falsamente haberle cursado citaciones a una dirección donde ella nunca ha vivido, presentada en Patras el 11 de septiembre de 2003 (caso número ABM 03/1776), no ha sido aún trasladada por el Fiscal de Patras al Fiscal competente de Amaliada. Este procedimiento normalmente toma uno o dos días. Así, aún no se ha iniciado ninguna investigación en cuanto a la responsabilidad penal de los alguaciles. La OMCT sigue preocupada porque Olga no ha recibido protección alguna del estado y continúa enfrentando una deportación. Tampoco ha recibido ninguna clase de servicios, contrariamente a las estipulaciones de la legislación griega sobre tráfico. La OMCT también está profundamente preocupada por las irregularidades procesales en este caso. La OMCT reitera que Grecia tiene la obligación bajo el derecho internacional de prevenir, procesar y castigar los actos de violencia contra la mujer con la diligencia debida, sin importar si estos actos fueron cometidos por agentes estatales o no estatales. Breve recordatorio de la situación El 23 de mayo de 2003, un tribunal absolvió a un agente de policía acusado de haber violado en 1998 a una mujer ucraniana, Olga B, de 19 años, víctima del tráfico de mujeres. De acuerdo con la víctima, ella nunca fue citada a declarar o a estar presente durante el juicio. Según se informa, se enviaron dos citaciones judiciales a una dirección en Amaliada donde la víctima nunca ha residido. Sus actuales habitantes han declarado que la víctima nunca ha residido en ese lugar y que nunca vieron a ningún alguacil entregar o poner las citaciones en el buzón. Según el acta del tribunal, los funcionarios afirman haberse presentado en esa dirección en Amaliada el 29 de enero de 2003 y haber puesto en el buzón la citación pues la víctima no se encontraba allí. Un funcionario afirma además que el 14 de abril de 2003 alguien le dijo que la víctima se había mudado a una "dirección desconocida". La víctima asegura que ella nunca ha vivido en ese lugar en Amaliada y que nunca le dio esa dirección a la policía, y que en 2001 ella le hizo conocer su actual dirección al tribunal así como otros datos a la policía mientras que les servía de intérprete. En ausencia de la víctima, el tribunal concluyó que ella había consentido la relación sexual con el agente de policía. Los demás testigos que han atestiguado en nombre de la víctima durante las audiencias preliminares, uno de los cuales se llama Irina, no fueron tampoco citados ni estuvieron presentes durante el juicio. Asimismo, hubo falta de la debida diligencia en la investigación de la alegación de violación por parte de la víctima y el caso fue llevado a juicio sólo cinco años después de que la alegación inicial fuera hecha. En el juicio, el agente de policía recibió una sentencia de dos años de suspensión por incumplimiento del deber como agente de policía puesto que, sabiendo que el bar retenía víctimas del tráfico de mujeres, no denunció el delito y tuvo relaciones sexuales con una de las víctimas. El propietario del bar fue condenado a tres años de prisión y otros tres acusados también fueron sentenciados cada uno a dos años de prisión por procurar mujeres o colaborar con el tráfico. No obstante, las sentencias de los cuatro acusados fueron convertidas en multas (1600 euros por año) al concluir el tribunal que "basta una multa pecuniaria para disuadirlos de cometer de nuevo el delito, tras examinar sus personalidades y las circunstancias de su entorno". Tras mucha presión pública, el Ministro de Justicia solicitó al Fiscal de la Corte Suprema tomar todas las medidas necesarias para interponer el recurso de casación contra la absolución del agente de policía (anulando el caso sobre la base de que la ley y/o el procedimiento no habían sido correctamente aplicados y no debido a las cualidades del caso). La acción de casación presentada por el Fiscal de la Corte Suprema sólo trata la absolución del agente de policía sobre la base de que el veredicto "carecía de aclaración específica y detallada". Según la información recibida, Olga B. no ha recibido ningún tipo de protección efectiva durante este juicio a pesar de los riesgos que enfrenta y las amenazas que ha recibido. Irina, un testigo clave en el caso de Olga, no ha recibido ningún tipo de protección de testigos. Además, debido a la falta de un correcto procedimiento, Olga B. debe sobrellevar los altos costos del juicio sin ninguna propuesta de asistencia por parte del gobierno. Tampoco posee documentos de identidad y corre el riesgo de ser deportada. El consulado de Ucrania se ha negado a emitir un nuevo pasaporte, mientras que el suyo había sido retenido por el propietario del bar en 1998. Nota y acción solicitada El Secretariado Internacional de la OMCT desea agradecer a todas las instituciones, organizaciones e individuos que han intervenido a favor de Olga B. La OMCT les pide que sigan escribiendo a las autoridades de Grecia urgiéndolas a: i. garantizar la integridad física y psicológica de Olga B.; ii. asegurar que ambas Olga B. e Irina sean debidamente informadas de las futuras fechas del procedimiento y garantizarles servicios adecuados de protección de testigos; iii. otorgar a Olga B. un permiso de residencia en Grecia por lo menos hasta el final del procedimiento relacionado con su caso; iv. proporcionar a Olga B. los medios necesarios para acceder a una asistencia legal efectiva y adecuada; v. garantizar el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo Grecia, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos. Por favor escriban a las autoridades de Ucrania urgiéndolas a: i. otorgar a Olga B. una identidad válida, incluyendo pasaporte, lo cual le permitiría regresar a Ucrania si así lo desea. Direcciones · Constantine Simitis, Prime Minister, Prime Minister’s Office at the Hellenic Parliament, Greek Parliament Blgd, Constitution Square, Athens / Greece, Fax: +30 210 724 17 76, Email: Mail@primeminister.gr · George Papandreou, Foreign Minister Athens, Fax: 30 210 36 81 433, Email: gpap@mfa.gr · Filippos Petsalnikos, Minister of Justice, Ministry of Justice, Mesogeion 96, Athens 115 27 / Greece, Fax: +30 210 775 58 35 · Mihalis Hrysohoidis, Minister of Public Order, Athens, Greece, Fax: + 30 210 6917944 · Anatoliy M. Zlenko, Minister of Foreign Affairs of Ukraine, Ukraina, 01801 g. Kyiv, pl. Mykhalivska 1, UKRAINE, Fax: + 380 44 212 22 12, Email:zsmfa@mfa.gov.ua Por favor escriban también a las embajadas de Grecia y Ucrania en sus respectivos países Ginebra, 13 de octubre de 2003 Sírvanse informarnos de cualquier acción emprendida, citando el código de este llamado en su respuesta.
Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas