Israel/TPO
19.05.04
Intervenciones urgentes

Israel y los Territorios Palestinos Ocupados: Israel continúa con la demolición de cientos de viviendas en Rafah - Caso ISR–FE 190504.ESCR

OMCT/HIC-HLRN
LLAMADO A LA ACCIÓN URGENTE:
Israel continúa con la demolición de cientos de viviendas en Rafah:
2,197 personas han sido desalojadas en 15 días y al menos 15 han muerto.

Caso ISR–FE 190504.ESCR

La Red por el Derecho a Vivienda y a la Tierra de la Coalición Internacional para el Hábitat (HIC-HLRN) y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) solicitan su intervención URGENTE en la situación en Palestina.

Descripción
En su declaración del 17 de mayo de 2004 el Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, se remitió a reportes de agencias de la ONU que indican que 2,197 personas han quedado sin vivienda a causa de la demolición de 191 viviendas durante los primeros 15 días de mayo, siendo Rafah el área más afectada. Sin embargo, y pese a las críticas contra las políticas de demolición incluso al interior de Israel, el Centro para los Derechos Humano Al Mezan, miembro de HIC-HLRN, que ha documentado sistemáticamente todas las demoliciones en la Franja de Gaza y se encuentra monitoreando la situación actual, ha informado a HIC-HLRN que el gobierno de Israel ha expresado su intención de destruir más viviendas en Rafah. El Ministro de Defensa de Israel, Shaul Mofaz, ha anunciado públicamente que la “Operación Arcoiris”, como se llama a la acción militar israelí en Rafah, continuará el tiempo que sea necesario. Según Al Haq, miembro de la OMCT y de HIC-HLRN, se estima que el ejército de Israel ha demolido total o parcialmente 100 vivienda palestinas en la franja de Gaza entre el 10 y el 14 de mayo de 2004, dejando a 1 160 palestinos sin vivienda. También se ha reportado que al menos 30 palestinos han muerto tras ataques israelíes en este período. Según la información recibida de Al Haq, 15 palestinos fueron asesinados en la mañana del 18 de mayo de 2004 cuando fuerzas israelíes lanzaron un nuevo ataque como parte de la operación militar en curso. De acuerdo con el Grupo de Monitoreo de los Derechos Humanos Palestinos, sólo durante la última semana las fuerzas israelíes han matado 56 palestinos, entre ellos 14 niños de menos de 18 años. HIC-HLRN y la OMCT están convencidos que estas acciones constituyen una forma de castigo colectivo estrictamente prohibido por la ley internacional.

El 14 de mayo de 2004, 13 personas cuyas casas fueron destruidas, apelaron a la Corte Suprema de Israel para parar la demolición de los campos de refugiados en el sur de Rafah, y el 18 de mayo, otros 45 interpusieron una petición a la misma Corte contra la amenaza de destrucción de sus viviendas. La Suprema Corte rechazó estos casos y al mismo tiempo levantó una orden temporal para que los militares no demolieran las casas. La Corte legisló que el ejército podía llevar a cabo las demoliciones por razones de auto defensa, al tiempo que las fuerzas israelíes señalaban que los ataques provinieron de dichas viviendas. Docenas de palestinos han salido de sus viviendas después que la Corte rechazó estas peticiones, anticipando las demoliciones.

Pese a que el ejército añadió que no tiene planes para continuar con las demoliciones, excepto en casos de “necesidad militar” como autorizado por la Corte, la política de demoliciones masivas no puede ser justificada sobre la base de una necesidad militar. Ello también se contradice por el anuncio del gobierno de Israel de que tiene planes para destruir cientos de viviendas adicionales. El anterior jefe del comando sur del ejército de Israel en Gaza, Coronel Yom Toy Samya, ha declarado que la política de demolición de viviendas fue una finalidad en sí misma y no un producto colateral de la búsqueda de túneles o grupos de resistencia. En octubre 2003, dijo que “las FDI (Fuerzas de Defensa Israelíes) deben abatir todas las habitaciones en una franja de 300 a 400 metros [de ancho]. No importa cuál será el acuerdo al que podremos llegar en el futuro, ése será el borde con Egipto.”

El Gobierno de Israel también ha señalado en repetidas ocasiones que sólo demuele casas abandonadas, donde la resistencia se aloja y lleva a cabo acciones hostiles contra sus fuerzas. Al Mezan ha documentado en sentido contrario indicando que, por ejemplo, las fuerzas de Israel han demolido 58 casas habitadas en Rafah, en enero 2002, cuando el ministro de defensa indicaba que sólo había destruido 20 casas deshabitadas. Asimismo, el 14 de mayo de 2004, Israel anunciaba que había destruido 49 casas deshabitadas, cuando, según la documentación de Al Mezan sobre este caso, se han demolido completamente 76 casas y destruido parcialmente otras 24 que estaban siendo habitadas por 740 personas; las fuerzas israelíes destruyeron una vivienda con sus ocupantes adentro. Es necesario señalar además que las fuerzas israelíes están construyendo actualmente un muro en los bordes entre Egipto y los territorios palestinos ocupados, que implica despejar cientos de metros cuadrados de tierra como “zonas de seguridad”.

Antecedentes

Entre el 29 de septiembre de 2000 y el 15 de mayo de 2004, según Al Mezan, las fuerzas israelíes han destruido 5,013 viviendas en Gaza, dejando sin vivienda a 38,215 habitantes, incluidos 19,372 niños. Sólo en Rafah, en el mismo período, el ejército de Israel ha demolido 2,200 casas con 15,662 habitantes, de los cuales 7,839 son niños. La destrucción de otros cientos de viviendas causaría una catástrofe humana considerando que el número de personas que viven en Rafah es elevado, con familias de tamaño promedio de siete miembros, además de los hogares de familias extensas viviendo bajo un mismo techo y las precarias condiciones de vida debido a las profundas consecuencias económicas derivadas de la ocupación israelí, incluyendo cierres de fuentes de trabajo y desempleo. Según el UNRWA, más de la mitad de la fuerza laboral sufre de desempleo y dos de cada tres familias viven bajo la línea de pobreza. En este contexto, la destrucción de viviendas lleva a la indigencia a cientos de familias que ya se ven fuertemente afectadas por la ocupación israelí.

Al Mezan y Al Haq han reportado que los eventos recientes en la franja de Gaza no son los primeros en los que las autoridades israelíes han realizado demoliciones masivas de viviendas palestinas. Varias casas fueron arrasadas en Rafah en octubre de 2003 y cientos de viviendas también fueron demolidas en Jenin en abril de 2002. Al Haq ha reportado que, entre el verano de 1992 y abril de 1993, las demoliciones variaron entre la completa destrucción de 38 viviendas, usando mísiles pesados, a la destrucción parcial de 47 viviendas, causando daños severos en el interior de 51 viviendas por tiroteos. Las razones proporcionadas oficialmente fueron seguridad e ilegalidad de la construcción. Además, las fuerzas israelíes tienden a la demolición de viviendas, la cual ha aumentado desde el comienzo de Al Aqsa Intifada en septiembre de 2000, y el fenómeno se ha convertido en una política organizada con métodos que varían desde los mísiles pesados a los bombardeos aéreos usando aviones F-16 con 1000 kg en bombas.

La historia de las demoliciones de viviendas árabes datan desde la ocupación de Israel de las tierras palestinas en 1948, cuando fuerzas israelíes expulsaron a cientos de miles de habitantes palestinos de sus poblados. Cerca de 900,000 personas son parte de la comunidad refugiada desde 1948 en la franja de Gaza, lo que ha aumentado drásticamente la población del área que ahora tiene una de las densidades poblacionales más altas del mundo.

Organizaciones internacionales y de derechos humanos han condenado estas prácticas, pero no se han tomado acciones suficientes para detener las demoliciones y proteger a los civiles y su propiedad. Activistas por la paz de los Estados Unidos y la Unión Europea han tratado de formar barreras humanas que afronten las tapadoras de Israel, pero ello solo ha dado paso a la muerte de la activista norteamericana Rachel Corrie el 16 de marzo de 2003, quien fue aplastada bajo una tapadora israelí provisto por la compañía Caterpillar, al disparo a Briton Thomas Hurndall, el 13 de febrero de 20004 y a la muerte del fotógrafo británico James Milles el 2 de mayo de 2003 por parte del ejército israelí cuando se encontraba filmando un documental sobre el sufrimiento de los niños en el Campo de Refugiados de Rafah (para mayor información sobre la responsabilidad corporativa de Caterpillar, Inc. y la campaña contra la venta del equipo Carterpillar en Israel vea: http://www.catdestroyshomes.org/)

Legislación Internacional sobre Derechos Humanos

Estas prácticas representan una violación a la Cuarta Convención de Ginebra relativa a la Protección de Personas Civiles en tiempo de Guerra (1949), que prohíbe la destrucción de propiedades civiles, castigos colectivos y persecución de civiles (artículos 33, 53, 49 y 47). La destrucción extensiva y la apropiación de la propiedad, no justificada por necesidades militares también es considerada una violación grave bajo el artículo 147 de la Cuarta Convención de Ginebra.

Las prácticas reportadas también violan el derecho humano de los habitantes a una vivienda adecuada: el derecho de toda mujer, hombre y niño a tener y mantener un lugar seguro donde vivir en paz y dignidad. Las demoliciones de viviendas representan una grave violación de los derechos humanos y una violación de las normas humanitarias internacionales sobre los derechos humanos a la tierra, especialmente las que regulan su adecuación, no discriminación y necesidad militar. Es necesario remarcar que la IOF generalmente no informa a los habitantes de las demoliciones con anticipación y no permite ni otorga posibilidades de salvar las posesiones. Por supuesto, la IOF no provee alternativas de vivienda ni compensaciones. Como tal, la IOF viola el derecho de las personas a la seguridad de tenencia; la subsistencia; la libertad respeto de la evicción; la participación y la expresión; la seguridad física; y la compensación adecuada en caso de violaciones y pérdidas. Todos estos son elementos del derecho humano a una vivienda adecuada según se encuentra reconocido en el derecho internacional. Hay que subrayar además que Israel viola las obligaciones vinculantes, por derivar de tratados que ha ratificado, de respetar, proteger, promover y garantizar estos derechos respetando la auto determinación, no discriminación, igualdad de género, predominio de la ley y no regresividad.

Las autoridades han violado específicamente las obligaciones que surgen del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), que Israel ha ratificado el 3 de enero de 1992. El Estado no ha considerado sus obligaciones definidas por el Comité para los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas en su Observación general n. 4 y 7 acerca del derecho a una vivienda adecuada, incluyendo la protección contra los desalojos forzosos. El Comité de la Convención contra la Tortura (CCT) ha además condenado a Israel a finales de 2001, cuando por primera vez se consideró que la demolición de una vivienda constituye un tratamiento o punición cruel, inhumana y degradante. Israel ha ratificado la CCT el 2 de noviembre de 1991. El Estado de Israel ha violado además las obligaciones que derivan, inter alia, de la Convención Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial (CEDR), tanto de forma general como específica en relación al artículo 5 (e) (iii). Israel ha ratificado el CEDR el 2 de febrero de 1979.

Finalmente hay que subrayar que el Estatuto de la Corte Penal Internacional define tanto el “traslado forzoso de población” (artículo 7 (1) (d) y 7 (2) (d) como la “destrucción y apropiación de bienes, no justificada por necesidades militares, cumplida en gran escala y de forma arbitraria e ilícita” como crimen de guerra (artículo 8,2.a (iv)).

Solicitamos su acción

Por favor escriba a las autoridades del Gobierno de Israel y a las instituciones paraestatales que gestionan las colonias en Palestina para demandar un alto inmediato de estas acciones criminales internacionales. También envíe sus peticiones al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y a otras autoridades internacionales urgiendo que se condene y tomen acciones para poner fin a esta situación intolerable.

Autoridades en Israel:
· Ariel Sharon
Primer Ministro de Israel
3 Kaplan St.
P.O. Box 187, Kiryat Ben-Gurion
Jerusalem 91919
Tel: +972 (0)2 675-5555
Fax: +972 (0)2 651-2631
Website: http://www.pmo.gov.il
E-mail: pm_eng@pmo.gov.il
· Lt. Gen. Moshe Ya’alon
Jefe del Estado Mayor
Tel: +972 (0)3 568–6601
Fax: +972 (0)3 569–6777
· Shaul Mofaz
Ministro de Defensa
Kaplan St., Hakirya
Tel-Aviv 61909
Tel: +972 (0)3 569-2010
Fax: +972 (0)3 691-6940
Website: http://www.mod.gov.il
E-mail: sar@mod.gov.il
· Menahem Mazuz
Ministro de Justicia
9 Salah al-Din Street
Jerusalem 91010
Fax: +972 (0)2 628-5438
E-mail: sar@justice.gov.il
· Menachem Fenklestein
Office of the Military Prosecutor
Tel: +972 (0)3 569–2911
Fax: +972 (0)3 568–4370
· Colonel Shmoi’ Zakail
IDF Commander in Southern Gaza
Fax: +972 (0)8 911-7466
· Sallai Meridor
Chairman of the Executive
World Zionist Organization/Jewish Agency for [the Land of] Israel
Fax: +972 (0)2 625–2352
E-mail: sallaim@jazo.org.il
· Josh Schwarcz,
Secretary General
The Jewish Agency for Israel
Fax: +972 (0)2 620–2303
E-mail: joshs@jazo.org.il
· Itzhak Elyashive
Director-General
Jewish National Fund/Keren Kayemeth Le Israel
Fax: + 972 (0)2 625-6941
E-mail: info@kkl.org.il
The Israeli Embassy or other official representation in your country; find a list at: http://www.israel-mfa.gov.il/mfa/go.asp?MFAH0czk0

Autoridades Internacionales
· H.E. Kofi Annan
Secretario General de la ONU
UN Headquarters
UN Plaza
New NY 10017
United States
E-mail: ecu@un.org, coi@un.org

· H.E. Munir Akram
Presidente del Consejo de Seguridad
Fax: +41 212 744-7348
E-mail: Pakistan @un.int
· Oficina del Presidente de la Asamblea General
United Nations Headquarters
Conference Building
New York, NY 10017
United States
Tel: (212) 963-2486, -5067
Fax: (212) 963-3301, -3133
E-mail:presidentga58@un.org
· Comisión Europea
E-mails: sg-registre@cec.eu.int; sg-plaintes@cec.eu.int; Futurum@cec.eu.int
· Parlamento Europeo
E-mails: pcox@europarl.eu.int; foreign-press@europarl.eu.int
· Herr Elmar BROK
Parlamento Europeo
Comisión de Relaciones Internacionales, Derechos Humanos, Seguridad y Política de Defensa
Bât. Altiero Spinelli, 10E130
60, rue Wiertz / Wiertzstraat 60
B-1047 Bruxelles/Brussel
Fax: +32 (0)2 284–9323
E-mail: ebrok@t-online.de
· Corte Europea de Derechos Humanos
Council of Europe
67075 Strasbourg-Cedex
Tel: +33 (0)3 88 41 20 18
Fax: +33 (0)3 88 41 27 30
· ICC - International Criminal Court
Maanweg, 174
2516 AB The Hague
The Netherlands
Tel: + 31 (0)70 515–8515
Fax: +31 (0)70 515–8555

Corporaciones Internacionales Responsables
· James W. Owens, CEO
Caterpillar, Inc.
100 Northeast Adams Street
Peoria IL 61629
E-mail: owens_james_w@cat.com
· Benjamin S. Cordani
Head Spokesman, Media Representative for Social Responsibility
Caterpillar, Inc.
100 Northeast Adams Street
Peoria IL 61629
E-mail: cordani_benjamin_s@cat.com
Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas