Sri Lanka
28.10.03
Intervenciones urgentes

Sri Lanka: detención arbitraria y tortura del Sr. Priyankara

Caso LKA 281003
Detención arbitraria / Tortura / Impunidad

El Secretariado Internacional de la OMCT solicita su intervención URGENTE en la siguiente situación en Sri Lanka.

Breve descripción de la situación

El Secretariado Internacional de la OMCT ha sido informado por Asian Human Rights Commission (AHRC), miembro de la Red de la OMCT, de la detención arbitraria y tortura del Sr. Priyankara por miembros de la policía en Sri Lanka.

De acuerdo con la información recibida, el 22 de octubre de 2003, a eso de la 1:30 pm, el Sr. Dope Pathiranyalayage Lasantha Priyankara, de 33 años, fue a la Estación Policial de Bentota para averiguar por qué unos inspectores de policía lo habían estado buscando. Sin dar ninguna explicación, el Oficial Encargado, Subinspector Silva, y otros dos oficiales lo llevaron a un cuarto trasero de la estación policial. Todos llevaban vestimentas civiles en ese momento.

Al entrar a la habitación, los oficiales comenzaron a agredir al Sr. Priyankara con un bate de cricket, palos y una manguera de goma. Durante el ataque, preguntaron repetidamente a la víctima si era culpable de haber entrado a una casa y haber robado en ella. La víctima se negó a admitir cualquier culpa, así que el OE y otros oficiales le quitaron la ropa, le ataron los pulgares uno al otro y lo colgaron de los pulgares del techo. Mientras estaba en esa posición la policía continuó con su ataque con los mismos instrumentos, exigiendo que admitiera su culpabilidad en el robo. El Sr. Priyankara afirmó su inocencia una y otra vez, incluso durante el brutal asalto, así que los oficiales lo llevaron abajo, lo desataron y amenazaron con matarlo. El OE casi sofoca a la víctima al presionar su pantalón y camiseta contra la cara del Sr. Priyankara. Al no poder obtener una confesión de la víctima, le torcieron los brazos en la espalda, lo ataron, lo volvieron a colgar de los pulgares y siguieron torturándolo. El SI Silva tomó una botella rota y comenzó a punzar a la víctima en el estómago. La tortura se prolongó hasta que la víctima perdió el conocimiento.

El Sr. Priyankara fue luego llevado a un hospital rural a varios kilómetros de Bentota, más lejos que el Hospital Gubernamental de Bentota. Se le aplicó una inyección salina y fue traído nuevamente a la estación policial. El OE le dijo entonces que podía irse a casa. La víctima seguía sangrando de las heridas y les dijo que no podía irse a casa. Los oficiales llevaron luego al Sr. Priyankara al Hospital Gubernamental de Bentota. Cuando llegaron, el OE dejó a la víctima en el coche mientras él ingresó al hospital y habló con el Oficial Médico del Distrito. El OMD sacó algo de medicamentos y se los dio a la víctima. La policía le dijo entonces que saliera del vehículo y se fuera a casa. Regresó a acasa con gran dificultad, y su familia lo llevó rápidamente al Hospital General de Kalutara. Fue admitido en el hospital y sigue allí en condición crítica.

El Secretariado internacional de la OMCT condena la detención arbitraria y tortura a los cuales fue sometido el Sr. Priyankara. La OMCT está seriamente preocupada por la integridad física y psicológica de la víctima, dado que sigue en condición crítica luego de haber sido sometido a severa tortura. La OMCT hace un llamado al Gobierno de Sri Lanka para que ordene una investigación exhaustiva e imparcial de las circunstancias de estos eventos, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos a juicio y aplicar las sanciones penales y/o administrativas estipuladas en la ley. La OMCT también urge a las autoridades a que aseguren que el Sr. Priyankara reciba una adecuada indemnización y tratamiento médico para sus lesiones.

Acción solicitada

Por favor escriban a las autoridades en Sri Lanka urgiéndolas a:

i. tomar todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica del Sr. Dope Pathiranyalayage Lasantha Priyankara;
ii. intervenir ante las autoridades apropiadas para asegurar que se le proporcione asistencia médica adecuada urgentemente;
iii. ordenar una investigación exhaustiva e imparcial de las circunstancias de estos eventos, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos a juicio y aplicar las sanciones penales y/o administrativas estipuladas en la ley;
iv. garantizar que se le proporcione una adecuada indemnización;
v. garantizar el respeto a los derecho humanos y las libertades fundamentales en todo el país, de conformidad con el derecho interno y las normas internacionales de derechos humanos.

Direcciones

- Her Excellency President Chandrika Bandaranaike Kumaratunga, President's House, Colombo 3, Sri Lanka, Fax: +94 11 2 2 333 703, E-mail: for_min@sri.lanka.net

- Prime Minister, Hon. Ranil Wickremasinghe, Cambridge Place, Colombo 7, Sri Lanka, Fax: +94 11 2 575 454/682 905, E-mail: secpm@sltnet.lk, bradmanw@slt.lk

- Attorney General, Hon. K.C. Kamalasabesan, Attorney General's Department, Colombo 12, Sri Lanka, Fax: +94 11 2 436 421, E-mail: attorney@sri.lanka.net or counsel@sri.lanka.net

- Minister of Justice, Hon. W.J.M. Lokubandara, Ministry of Justice, Law Reform and National Integration, Superior Courts Complex, Colombo 12, Sri Lanka, Fax: + 94 11 2 424 447

- Minister of Interior, Honourable John Amaratunga, Colombo, Sri Lanka, Fax: +94 11 2 387 526/698 282

- Mr. Ranjith Abeysuriya PC, Chairman National Police Commission, 69-1 Ward Place, Colombo 7, Sri Lanka, Fax: +94 11 2 691 926, Fax HOME: +94 11 2 674148

- National Human Rights Commission of Sri Lanka, No. 36, Kynsey Road, Colombo 8, Sri Lanka, Fax: +94 11 2 694 924, E-mail: sechrc@sltnet.lk

- Ambassador Prasad Kariyawasam, Rue de Moillebeau 56 (5ème) - CP 436, CH-1211, Genève 19, Suisse, E-mail: mission.srilanka@ties.itu.int, Fax: +4122 734 90 84

Por favor escriban también a las embajadas de Sri Lanka en sus respectivos países

Ginebra, 28 de octubre de 2003

Sírvanse informarnos de cualquier acción emprendida, citando el código de este llamado en su respuesta
Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas