Uruguay
13.05.02
Intervenciones urgentes

Uruguay: cinco presos ahorcados

Caso URY 130502
Presuntas torturas y malos tratamientos en prisiones

El Secretariado Internacional de la OMCT solicita su intervención urgente en la siguiente situación en Uruguay.

Descripción de la situación:

El Secretariado Internacional de la OMCT acaba de ser informado de la crítica situación de los derechos humanos por la que pasan los reclusos del Penal de Libertad, Departamento de San José y los reclusos del Complejo Carcelario « Santiago Vásquez » (Comcar), Departamento de Montevideo.

De acuerdo con las informaciones de fuentes confiables, en las últimas semanas han aparecido 5 detenidos ahorcados : 4 en el Penal Libertad y 1 en el Comcar ; estas muertes se suman a otras ocurridas en los mismos penales, para un total de 12 muertes en lo que va corrido del año.

Según los informes, el viernes 1° de marzo del 2002, cerca de 535 reclusos detenidos en el Penal de Libertad, Departamento de San José, a 54 Kilómetros de Montevideo, iniciaron un jornada de protesta para pedir a las autoridades carcelarias mejores condiciones para el cumplimiento de la pena, acceso al servicio médico, además de denunciar la falta de trabajo, el hacinamiento y los malos tratos por parte de las autoridades carcelarias. Los informes agregan que como consecuencia de la jornada de protesta, las autoridades carcelarias optaron por suspender el suministro de energía eléctrica, de agua y de alimentos, con el argumento de que esto lo hacían para "debilitar o ablandar" a los reclusos, y de esta manera evitar males mayores o una masacre en el caso de que se necesitara un operativo para la recuperación del control del centro penitenciario por parte de las mismas. Los informes señalan que durante años, algunas instituciones de derechos humanos, han recibido de manera reiterada, quejas por parte de familiares y amigos de los reclusos quienes refieren que estos son continuamente sometidos a golpes y a malos tratos por parte de los funcionarios encargados de la custodia dentro del penal.

De acuerdo con las informaciones, posteriormente a la jornada de protesta, y después de que trascendiera a través de la prensa el listado de los reclusos que lideraron el motín, con sus respectivos antecedentes penales, se ha presentado la muerte mediante ahorcamiento de los siguientes detenidos : - Marcos Lemos y - Milton Martínez, ocurrida el 6 de abril de 2002, Penal Libertad, cuyos cuerpos fueron encontrados cada uno en su celda. Los informes señalan con extrañeza que en esa oportunidad se habló de un presunto "suicidio", y, según la denuncia, es difícil creer que dos presos decidan suicidarse el mismo día, a la misma hora y de la misma manera, y resaltan también que estos dos reclusos se encontraban entre el grupo de líderes de la protesta que exigía mejor trato de parte de las autoridades carcelarias. Sin embargo, las autoridades carcelarias manifestaron que había sido un ajuste de cuentas entre los reclusos.

Posteriormente fallecieron : - Alberto Leonel Ramos, el 13 de abril de 2002 en el Penal de Libertad, en este caso las autoridades consideraron el hecho como otro "suicidio".
- Gustavo Liber González Vaz, de 28 años de edad, el 18 de abril del 2002, en el Penal de Libertad. En el Comcar, el 22 de abril de 2002 apareció un nuevo caso de ahorcamiento de un detenido, del que no se ha informado públicamente su identidad.

Los informes señalan que el Sr. Ministro del Interior Guillermo Stirling, responsable del manejo de las cárceles en el país, en entrevista radial, el día 21 de Abril, señaló que « No descarta que este tipo de muertes se sigan presentando, pero no pueden hacer nada para evitarlo ». Sin embargo, estos hechos se podrían constituir en ejecuciones extrajudiciales de los detenidos, por omisión, pues son las autoridades, en este caso El Ministerio del Interior y el Director del Penal, los encargados de proteger la vida de los internos.

De acuerdo con los informes, en la actualidad los reclusos están viviendo una situación muy precaria ya que, con motivo de la jornada de protesta algunos presos fueron inicialmente remitidos a otras cárceles ; pero a raíz del motín que se presentó luego en el Penal de Libertad, este quedó totalmente destrozado, sin celdas individuales y sin salas. Debido a esto, los detenidos que no han sido trasladados (unos 290 reclusos) continúan viviendo a la intemperie, hacinados por la falta de espacio, lo cual se agrava por la falta de sanitarios, la falta de limpieza (los reclusos hacen sus necesidades en cualquier parte lo que convierte al lugar en un foco infeccioso) ; tampoco hay suficiente guardia, ni atención médica adecuada. También se les suspendió por el término de 90 días la visita de sus familiares y, tampoco se les deja ingresar los paquetes con alimentos, sólo les puede hacer llegar a través de la guardia, tabaco (cigarrillos) y ropa de abrigo.
Según los informes, ante esta situación crítica de los reclusos, la angustia de los familiares aumenta ya que saben que estos están viviendo a la intemperie, sin mínima infraestructura ni la seguridad requerida para evitar « ajustes de cuentas o abusos de otros reclusos », no pueden ser visitados para saber si están bien, no hay forma de saber si están enfermos o si son atendidos como es debido en el caso de enfermedades muy graves como el SIDA o enfermedades psiquiátricas.

De acuerdo con las informaciones, un informe elaborado por la Dirección Técnica del Hospital Penitenciario, advirtió que el Penal de Libertad está al borde de una epidemia de consecuencias inesperadas. Textualmente ese informe, que se puso a consideración de las autoridades y del Parlamento, dice: « Locales totalmente destruídos, con hacinamiento importantísimo. Escasos servicios higiénicos, no hay lugar para enfermería ni consultorios médicos. Falta de saneamiento de los desechos, falta total de higiene corporal, presencia de roedores, aumento de enfermedades de la piel, como piodermitis, sarna, piojos. Existen posibilidades latentes de epidemias moderadas y graves como hepatitis, llegada del dengue casi inevitable, enfermedades respiratorias, aumento de las enfermedades de transmisión sexual. Este informe dice que es imposible realizar tratamientos a enfermos crónicos y que la situación se ve agravada por descompensaciones nerviosas ».

El Secretariado Internacional de la OMCT comparte la grave preocupación de las organizaciones de Derechos Humanos, entre ellas el Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) por la seguridad y la integridad física y psicológica de los detenidos en el Penal Libertad y en el Comcar.

Acción solicitada :
Favor escribirle a las autoridades del Uruguay con el fin de urgirlas a:

i. tomar todas las medidas necesarias con el fin de garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de todos los detenidos en el Penal Libertad y en el Comcar, en particular para impedir que se sigan presentando muertes en iguales circunstancias que las anteriores;

ii. tomar de manera inmediata las medidas necesarias para la restauración de las garantías fundamentales de los detenidos, como el acceso a los servicios básicos, a los servicios médicos, a las visitas de sus familiares y allegados, la recepción de paquetes de comida, etc. dentro del marco de las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos y de las normas de dignidad y de respeto a que tienen derecho;

iii. realizar de manera inmediata una investigación clara, independiente e imparcial sobre los hechos arriba mencionados, en particular sobre las muertes por ahorcamiento y sobre las denuncias de las presuntas torturas y malos tratos que han sufrido los detenidos dentro de los Penales de Libertad y el Comcar, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos a juicio ante un tribunal civil, competente e imparcial y aplicarles las sanciones penales, civiles y/o administrativas previstas por la ley;

iv. garantizar el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de conformidad con las leyes nacionales y con las normas internacionales de derechos humanos, en particular con las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos y con la Convención Contra la Tortura, ratificadas por Uruguay.

Direcciones:
- Dr. Jorge Batlle, Presidente de la República. Fax.: (+598 2) 203 03 40
- Esc. Guillermo Stirling, Ministro del Interior. Fax. : (+598 2) 902 31 42.
e-mail :ministro@minterior.gub.uy
- Inspector Principal ® Carlos de Avila. Director Nacional de Cárceles
Fax.: (+598 2) 900 79 01
- Inspector José Sande Lima. Director Penal Libertad Fax. : (+598 2) 345 26 63.
- Comisión de Derechos Humanos del Parlamento de la República. Fax. : (+598 2) 924 81 20. e-mail : cdh@parlamento.gub.uy
- Dr. Gervasio Guillot. Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Fax. : (+598 2) 902 35 49. e-mail : secguillot@poderjudicial.gub.uy
- Comisario Inspector Carlos Perazza. Director del COMCAR (Complejo Carcelario “Santiago Vázquez”). Fax. : (+598 2) 312 10 37
Favor escribir también a las Representaciones Diplomáticas del Uruguay en sus respectivos países.

Ginebra, 13 de mayo del 2002
Favor informarnos de toda acción emprendida citando el código del presente llamado en su respuesta.
Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas