Rusia
25.02.22
Declaraciones

Ataque contra Ucrania: el organismo de derechos humanos clave de las Naciones Unidas debe actuar

Declaración

Ginebra, 25 de febrero de 2022 – El ataque directo contra Ucrania ha alcanzado ya su segundo día y las partes del conflicto deben respetar plenamente el derecho internacional humanitario y las normas de derechos humanos, en particular la protección de la población civil y la prohibición absoluta de la tortura, tal y como recalca la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT).

El ataque no provocado e injustificado de la Federación de Rusia contra Ucrania es un acto de agresión que contraviene manifiestamente la Carta de las Naciones Unidas. El derecho internacional establece que los Estados que ayuden o asistan a otros Estados en la violación del derecho internacional, incluyendo los que permitan el uso de su territorio para atacar, como es el caso actual de Belarús, son también responsables a nivel internacional.

Desde su inicio en 2014, el conflicto de Ucrania ha estado marcado por las violaciones de derechos humanos graves y reiteradas, de las cuales hay una amplia documentación gracias, entre otros, a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, y a las Naciones Unidas. Es alarmante la información recibida esta mañana sobre los ataques del ejército del aire ruso contra edificios civiles. De confirmarse, podría ser constitutivo de crímenes de guerra.

Son especialmente inquietantes los informes que indican que existen listas de personas en Ucrania que podrían ser objeto de ataques, detenciones e incluso asesinatos”, declaró Gerald Staberock, Secretario General de la OMCT. “Nos preocupa sobre todo la seguridad de las personas defensoras de derechos humanos y del personal de las organizaciones humanitarias, que desempeñan un papel fundamental en el monitoreo, la documentación y la denuncia de las violaciones del derecho internacional humanitario y de las normas de derechos humanos”.

Es igualmente importante proteger el legítimo derecho a la protesta pacífica. A la OMCT le preocupan las más de mil detenciones de quienes se han manifestado contra la guerra en Rusia, así como las declaraciones de que cualquier publicación de información no autorizada en los medios de comunicación podría conllevar multas cuantiosas e incluso el cierre. La Comisión Nacional de Investigación de Rusia advirtió el jueves a la ciudadanía en sus declaraciones de las consecuencias jurídicas negativas que podría conllevar participar en protestas contra la guerra, incluyendo “procesos judiciales y responsabilidad penal”.

Un mundo en el que se pueden infringir las normas a voluntad y solo importa la fuerza bruta es un mundo peligroso. Ha llegado el momento de unirnos para garantizar la protección de un orden internacional cimentado en las normas y en la prohibición absoluta de la tortura.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas debe abordar la situación en su próximo periodo de sesiones en Ginebra, celebrar un debate urgente sobre el deterioro de la coyuntura en el país para crear un mecanismo de monitoreo e información sobre la situación de los derechos humanos en Ucrania y sopesar la suspensión de Rusia como miembro del consejo. Sería inconcebible que un Estado que ha invadido a otro Estado soberano colindante y niega su derecho mismo a existir continúe formando parte del principal organismo de derechos humanos del mundo.

Por último, la OMCT insta a todos los Estados y a sus ciudadanos a actuar de forma solidaria con el pueblo ucraniano, abriendo sus fronteras a quienes huyen de las bombas y de los avances de los tanques para buscar protección en el extranjero.

Para obtener más información, contactar con:

Iolanda Jaquemet, Directora de Comunicación
ij@omct.org
+41 79 539 41 06



Regístrese ahora

Suscríbase para recibir nuestras últimas noticias y alertas